1914 El asesinato de Sarajevo, de Eladi Romero García

Resultado de imagen de el asesinato de sarajevo novela

Lo he afirmado siempre y lo repetiré cada vez que tenga ocasión: los hados nos libren de la novela histórica. Siento repetirme, pero bajo esa etiqueta se puede dar gato por liebre –salvo excepciones honrosísimas– mucho más fácilmente que utilizando cualquier otro género.

Esta vez, como casi siempre, el argumento se centra en un suceso tan relevante en sí mismo como decisivo para el futuro, a saber: el asesinato del archiduque austriaco Francisco Fernando –futuro sucesor de Francisco José de Austria– y de su esposa, en Sarajevo, por un grupo de nacionalistas serbios integrados en una organización clandestina conocida como La Mano Negra cuyo objetivo era la independencia de Bosnia, asimilada en ese momento al imperio austro-húngaro. El magnicidio desencadenaría la Primera Guerra contribuyendo a configurar el mapa europeo de entonces.

Pero lo fundamental de una obra de ficción no son los hechos que le sirven de base, ni el mensaje, ni la línea ideológica o filosófica que la fundamenta. Lo que importa es el producto en sí, su consistencia, estructura, coherencia, construcción de los personajes, plasmación de un mundo, un paisaje, unos hechos o una forma de vida de forma verosímil y lo suficientemente cercana a los lectores como para que estos puedan habitar entre sus páginas.

Nada de esto ocurre aquí. El autor se limita a enumerar un hecho tras otro –tan literalmente que resulta de un tedioso insoportable– añadiendo de vez en cuando lo que intenta ser un esbozo de novelización y que se queda en un intento acartonado donde los personajes carecen de vida propia, las escenas quedan desdibujadas y el interés, si es alguna vez lo hubo, va decayendo a toda velocidad.  



PUBLICACIÓN: 2011 - EDITORIAL LAERTES - PÁGINAS: 136

Comentarios

  1. Se puede leer en la wiki y viene a ser lo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Estuve a punto de ponerlo en la reseña, no lo hice por pura vergüenza ajena, pero tienes toda la razón.

      Quien piense que exageramos, solo tiene que buscar el libro y comparar ambos textos.

      Eliminar
  2. En realidad el problema no es tanto la novela histórica, sino las generalización. Quiero decir, que bajo la etiqueta de los géneros literarios se cuela... de todo, sea histórica, ficción, fantasía, erótica,... Hay demasiado libro. Y faltan lectores.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así. Mucha purrela con la excusa de los géneros.

      Eliminar

Publicar un comentario

Explícate: