La España vacía, de Sergio del Molino

la españa vacía-sergio del molino-9788416354146
Asusta un poco reparar en el proceso de despoblación que ha sufrido la península en el último medio siglo, sobre todo si tenemos en cuenta su baja densidad de siempre, de la que se salvarían las grandes ciudades y algún área más próspera que el resto. En su día, los urbanitas encontramos en La lluvia amarilla la versión poética y cercana de un drama que habíamos ido observando sin calibrar sus dimensiones del todo. Ahora La España vacía –en parte ensayo y en parte crónica de viajes– nos enfrenta a la fría estadística, pero también a las páginas de sucesos e incluso a nuestros propios fantasmas.
Las dos Españas de Sergio del Molino no son las de siempre, o lo son con matices. Eso sí, lo que se muestra es tan reconocible como fácil de definir y ubicar. Ambas se identifican por la fisonomía de sus habitantes, su ocupación, ideología y, generalizando mucho, también por su capacidad económica. Entre las dos –la urbe corruptible y el campo sumido en la barbarie– se abre una laguna casi infranqueable de desconfianza, desinformación y sospecha, que se va ampliando con el tiempo. Hasta nuestra identidad se ve puesta en entredicho leyendo algunos párrafos: quizá no seamos ya los que creíamos, y esa nostalgia que nos parece sentir por un pasado que quizá ni siquiera es nuestro –sino de nuestros padres o abuelos– es más fantasía que otra cosa, pues no se echa de menos lo que no se ha llegado a conocer.
Incluso esas oleadas de neorruralismo que asaltan de vez en cuando algunos pueblos están condenadas al fracaso por razones obvias. Claro que teniendo en cuenta la congestión de los núcleos urbanos no estaría mal –pienso yo– planificar una repoblación menos romántica y con más posibilidades de arraigo. Algo así contribuiría a paliar el enorme desequilibrio entre campo y ciudad españoles, insólito en el panorama europeo. Recordemos el atraso y la pobreza de nuestro entorno rural en comparación con el resto de Europa, de ahí que las consecuencias del declive general de mediados del XX hayan sido infinitamente peores aquí.
Un recorrido subjetivo y poético por territorios geográficos, literarios, míticos, legendarios e históricos. “Escribo desde la ignorancia feliz del diletante” dice Del Molino, y es verdad. La España vacía no es un texto científico sino un artefacto literario que mezcla el estudio sociológico y la indagación histórica con referencias culturales y observaciones de cosecha propia, todo ello salpicado de anécdotas y pasado por el personal tamiz del autor.

PUBLICACIÓN: 2016 – EDITORIAL TURNER – PÁGINAS: 296

Comentarios

  1. Sin duda interesante. Reseña que invita a leer sobre el fenómeno de capitales superpobladas y mundo rural muriendo de soledad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además, repoblar podría resolver otros problemas. Ojalá la preocupación se extienda y alguien con responsabilidad pública tome nota y haga algo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Explícate: